Carta de la directora titular.

Muy queridos padres/madres y tutores.
Quiero ponerme en contacto con vosotros, para en primer lugar agradeceros la confianza que habéis depositado en este centro para la educación de vuestros hijos.
Vuestra ayuda realizada, a través de los donativos, nos ha permitido mejorar la calidad de los servicios educativos.

Precisar que hemos contratado un auxiliar de conversación, implementamos recursos Tic´s en todas la aulas, realizamos obras y reponemos equipamiento. Prestamos cada vez mejores y más servicios que si no fuesen por estas aportaciones sería imposible llevarlas a cabo.

Sed generosos y solidarios, bien sabéis  que repercute en beneficio de todos  nuestros niños.

Contamos con vuestro apoyo

Desde el pasado 1 de enero de 2015, la reforma fiscal aprobada por el Congreso de los Diputados se ha traducido en modificaciones en el Impuesto sobre la Renta, el Impuesto sobre Sociedades y en el IVA que incrementan los incentivos fiscales a las donaciones a entidades sin fin de lucro. También operarán unos porcentajes de deducción que se incrementan desde el año 2016 tanto en el Impuesto sobre la Renta como en el Impuesto sobre Sociedades.

Solicita tu certificado de donativo y aprovecha la deducción en el IRPF, con lo que recuperarás buena parte de la aportación al realizar tu declaración de la renta.

A modo de ejemplo. Una persona que realiza una aportación de 120 €/año se deduce el 75 % (90 euros), que recupera al hacer la declaración de la renta. Por tanto el coste de la donación es de tan solo 30 €.

La cuota voluntaria no tiene carácter obligatorio ni impide la utilización de ciertos servicios extraordinarios financiados con el dinero obtenido de dicha cuota, aunque la razón y la solidaridad con los compañeros  exige por parte de todos un esfuerzo.

El dinero recaudado con la cuota voluntaria no supone ningún tipo de lucro para el centro educativo. Se invierte la totalidad  en mejoras educativas, de instalaciones y de equipamiento que no aporta el concierto educativo.